Para nosotros… ¿Qué es la Navidad?

Para el hombre mundano, que vive sólo para el presente, la Navidad significa comercio, turismo, cuando no, parranda, juerga, diversión. Su lema es terreno: comamos y bebamos que mañana moriremos. Para el cristiano, la Navidad es el nacimiento de Jesús, el hijo de María y de José, el Hijo de Dios.

Jesús nace en Belén, en un pesebre, porque no hubo lugar para ellos en la posada común. Nace como pobre, al margen de los ricos, de la ciudad, del mundo. Nace discretamente, sin querer quitarle el puesto a nadie, nace Jesús, motivo de alegría para todo aquel que piensa más allá de un plato de lentejas, nace de una forma singular que constituye toda una invitación a revisar nuestro tenor de vida. 

La Navidad cristiana significa que Dios se pone de parte del hombre. Que la causa de Dios no es la ley sino el hombre; la ley, nos enseñó este niño cuando se hizo adulto, es para el hombre, no el hombre para la ley, como querían los fariseos. Su nacimiento significa que la causa de Dios no es el culto sino el hombre. La Navidad cristiana significa que el amor que le debemos a Dios se lo debemos dar al hombre.

Navidad es una invitación de Dios a revisar y a cambiar nuestra escala de valores. A la luz de la Navidad, el hombre creyente no puede vivir para el dinero, para el lujo, para el turismo, para la fiesta, todas cosas buenas y agradables, pero secundarias. Navidad cristiana significa que el creyente debe anteponer a todos los valores y cosas a los seres humanos; que debe vivir para el hombre, para el hermano, para los demás.

Concretamente, vivir a la luz de la Navidad cristiana es una invitación de Dios a amar a los niños, a ver en todo niño la presencia de Dios. Es una invitación, no con palabras, sino con hechos, a amar a los pobres, a los sencillos, a los humildes, a aquellos ante quienes con frecuencia pasamos de largo, sin caer en la cuenta de que nos desviamos de Dios. Mientras en Roma los ricos del Imperio nacen en cunas doradas y palacios de marfiles, el niño Dios en Belén nace en una pesebrera, rodeado de pastores y animales. Navidad cristiana es una invitación a ver a Dios en los niños, en los pobres y los humildes; es una invitación a la fraternidad humana.

¡Ésta es una maravillosa época del año! Son tantas las cosas que llenan nuestro corazón con el espíritu de la Navidad: la melodía de los villancicos, las luces, las decoraciones y los alegres saludos. Una ¡¡Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo 2018!! Les deseamos a nuestros lectores y anunciantes. Mil gracias por su preferencia.

 

 

 

 

Read 1370 times
Rate this item
(0 votes)
Published in JALISCO
Voz del Norte

Periódico Regional con presencia en Zona Norte y Valles de Jalisco y Sur de Zacatecas. Cubriendo con información de calidad, interés y servicio para la población.

Website: www.vozdelnorte.com

Latest from Voz del Norte

Leave a comment

Los comentarios son responsabilidad de quien los realiza, no significan necesariamente la opinión de los trabajadores o editorial de Voz del Norte.

Comunidad Blog



Galerias

 
A RAÍZ DE LA RECIENTE HUELGA que realizaron trabajadores sindicalizados de la compañía minera First Majestic,...
En la imagen, la señora Vicenta Torres Torres y su coordinador general de campaña, el C. Silvano Yáñez López,...
° Las festividades en honor a esta hermosa imagen iniciaron con su novenario el 31 de agosto y culminan el ocho de...
    "JOSÉ ANTONIO RUIZ LÓPEZ, un joven huejuquillense de la nueva e inteligente generación que encontrará en la...

Quién está en línea

Hay 78 invitados y ningún miembro en línea

Conéctese con Nosotros

Suscríbete a nuestro boletín

Eventos relevantes

Las Publicaciones, Audios, Fotos y Videos