EDITORIAL

EDITORIAL (21)

El mensaje periodístico donde Voz del Norte presenta la visión articulada y relacionada de acontecimientos que de alguna manera afectan a las zonas Valles y Norte de Jalisco, Sur de Zacatecas, al ámbito nacional y, a veces, internacional.

Martes, Oct 24 2017

    Gracias a la reforma electoral vigente, en Jalisco podrán reelegirse un total de 1,627 funcionarios públicos, entre ellos: 125 alcaldes, igual número de síndicos, 1464 regidores y 38 diputados locales.

Viernes, Feb 09 2018

     El sueño en que vivimos como sociedad y como pueblo consiste en que nuestros gobernantes nos manipulan a su antojo y conveniencia, de manera que nos llevan de un lado para otro conformándonos con migajas.

Jueves, Ago 10 2017

México tiene 4 grandes líderes fuera de serie: Cuauhtémoc, Hidalgo, Morelos y don Benito Juárez. 

     El último emperador azteca, fue el primero en demostrar el valor y heroísmo indígena de nuestra tierra, al grado de casi derrotar a Hernán Cortés; tres siglos después Hidalgo y Morelos ofrendaron su vida para que fuéramos  independientes.

Viernes, May 08 2020

 

La sociedad pasa por una severa crisis. Lo peor de todo es que apenas comienza y como si este mal biológico no fuera suficiente, la violencia desatada no tiene control, crece pese al aislamiento de la sociedad, pero ocupando espacios que las autoridades han dejado libres y seguro el crimen organizado ha recurrido a nuevas formas delictivas para obtener los recursos que el #Covi19mx les ha cortado. 

Las cifras de homicidios que corresponden a marzo, como mes completo y las que llevamos hasta abril, no son nada alentadoras. El pasado mes se rompieron todos los récords acumulados en un gobierno que no alcanza a entender su responsabilidad. 

De acuerdo a las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el pasado mes de marzo ha sido el más violento de los nuevos tiempos. Número pésimos se presentan en un mes en donde comenzamos el período de aislamiento producto de la pandemia, lo que de entrada pareciera un contrasentido, que entre más resguardados estamos, más gente muere víctima de la violencia. 

Pero por sino fuera poco, marzo trajo consigo algunos intentos de saqueo promovidos por delincuentes que pudieran pasar por criminales organizados, lo que afortunadamente se frenó, pero también tuvimos una larga lista de protestas, prácticamente todos los sectores se se manifestaron por la crisis a la que están sometidos y como ingredientes extras, una enorme cantidad, también récord, de denuncias telefónicas de violencia doméstica. 

Y para rematar, campañas de posicionamiento del crimen organizado a través del reparto de despensas, esto de parte del Cártel del Golfo, del CJNG, Los Viagra, El Mencho y los Zetas, mientras que en Guadalajara la hija de El Chapo Guzmán repartía cajas con la imagen de su padre, todo esto como una acción encaminada a marcar territorio en medio de una crisis global. 

Violencia, crisis, inseguridad, desempleo, enfermedades y todo por el coronavirus, es un mal que si bien está lejos de ser controlado por el Estado, lo cierto es que ante su incapacidad de atender ordenadamente los problemas sociales, para lo cual se le contrató, ha dejado vacíos de poder que han llenado grupos delincuenciales, quienes siguen imponiendo el terror pese a una reducida movilidad nacional calculada en el 55% y que nos habla de que esto apenas comienza, pues al término de los aislamientos voluntarios y obligatorios, según donde vivan, la crisis económica estará asfixiando a los mexicanos, máxime cuando el gobierno, lejos de aprovechar todas las posibilidades de contrarrestar el daño, se dedica a evitar que la empresa busque sus propios soportes, la combate, la califica y la limita. 

El problema en el fondo es que las fuerzas del orden parecen más ocupadas en cuestiones ajenas a sus labores de seguridad. 

El Ejército Mexicanos que patrullaba las calles, se ha convertido en el mil usos del presidente, pues lo mismo construye aeropuertos que administra hospitales, mientras que el gran invento de la Guardia Nacional, que agrupa unos 80 mil elementos, está destinada a cosas ajenas a sus funciones de seguridad. 

Una gran parte, 27 mil elementos dice Donald Trump, cuidan las fronteras con Estados Unidos y Guatemala, mientras otra parte (4,000), vigila las instalaciones médicas y sus almacenes y los que sobran, si sobran, viven como badajo en las comunidades que cuidan, en donde no son bien vistos, los agreden y los corren, no sólo grupos organizados para delinquir, sino la gente común y corriente les ha perdido el miedo, tanto que son capaces de arremeter contra ellos a golpes, impunemente. 

Policías municipales y estatales que hace mucho tiempo dejaron de ser confiables y que ahora montan retenes de salud, para checarte la temperatura o para encerrar quien anda en la calle sin motivo justificado, es el panorama de la seguridad pública que amenaza con desbordarse. 

Los homicidios llevan la delantera, incluso ahora, en abril, los números indican que vamos tras un nuevo récord de muertes, pues cuando en marzo alcanzamos niveles del 83.4 por cada 100 mil habitantes, este mes tenemos ya vamos en el 83.5 y no hay nada que nos diga que se pueden bajar esas cantidades. 

 

Es urgente que la autoridad le ponga ya atención a este problema que hasta ahora ha tratado de combatir con frases chuscas (acúsalos con su mamá, guáchala o fuchi caca), incluso con llamados a portarse bien, considerando que repartir dinero a los jóvenes inhibirá el deseo de convertirse en delincuentes “por falta de oportunidades”, cuando todos los esquemas, aún cuando la mitad de los mexicanos está en su casa, han fallado rotundamente. 

Viernes, Abr 03 2020

 

Frente a un gobierno que no ha decidido aún medidas para paliar la crisis económica que se vive producto de su ineficiencia mostrada en 2019, agravada por la pandemia del Covid-19, los especialistas cierran los ojos y predicen una crisis larga y profunda para México.

¿Qué perderemos?, es muy difícil saber, lo cierto es que las predicciones varían en una baja que podría ir del 4.7 al 7 por ciento del Producto Interno Bruto, lo que se convertirá en desempleo, falta de alimentos, bajas inversiones, falta de circulante en la calle y obviamente, recesión, tan grave que nadie sabe con exactitud a qué niveles podría llegar cuando tenemos un gobierno que lejos de encontrar soluciones, le abona a los problemas y en medio de la crisis cancela en una votación, el proyecto industrial de Costellation Brands de Tijuana, lo que aumenta la incertidumbre en los inversionistas y la desconfianza en un gobierno que ha visto salir del país bonos por 321 mil millones de pesos.

Realmente la situación es totalmente alarmante, pues el presidente López Obrador ha cerrado los ojos a la crisis y aún en la mañanera del 31 de marzo, cuando los reporteros cuestionaban la situación económica del país producto de las predicciones por baja en el crecimiento de hasta siete puntos, un precio del petróleo que poco repunta, un peso en crisis que ha superado la barrera de los 25 pesos (al cierre de la edición estaba en 23:71), la ausencia total de un plan estratégico de atención a la crisis, de que México es el único país sin programas de apoyos fiscales a su sector productivo y la amenaza de que quien no cierre y pague salarios a sus trabajadores, sin correrlos, será sancionado; la respuesta del mandatario fue que todo era falso, él tenía otros datos que dicen que México es un país confiable a la inversión extranjera.

Los indicadores nos dicen lo contrario, las empresas calificadoras como S&P han bajado la calificación a México y no digan la de Pemex (la apuesta del sexenio), en lo que han coincidido Fitch, Citi Grup y Golman Sachs, para quienes la calificación del país tiene que ser producto de una pasividad desesperante de un gobierno que no ve lo que se le viene encima y en consecuencia, ofrece respuestas tardías y tibias que se convertirán, dicen, en una crisis larga y profunda.

De por si llegamos a la pandemia del coronavirus con un daño grave, un decrecimiento en la economía nacional del 0.1% que minimizó López Obrador, con un T-MEC en negociaciones y sin firmar y la incertidumbre que los inversionistas acusaban producto de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y tras eso, los efectos de la pandemia.

Cierre total de actividades productivas en el país, cierres parciales de fronteras, suspensión de vuelos, ocupaciones cero en el sector turístico y un pleito mundial entre Rusia y los países petroleros de la OPEP que provocaron una baja dramática en el precio del petróleo, a grado tal que está muy por debajo de su costo de producción, lo que se agrava con el Covid-19.

La economía mexicana sufrirá un golpe brutal, dicen, en donde al menos el 10% de los empleos formales se perderán, pero los daños al sector informal que son el 56% de nuestra fuerza laboral, tendrá afectaciones incalculables.

Y ningún apoyo a nuestro sector productivo que tendrá un impacto inimaginable. Considere que sólo 0.22% de las empresas en México tienen más de 250 trabajadores; .083% son medianas, con una planta laboral de 50 a 250 trabajadores; las pequeñas son apenas el 4% con menos de 50 y más de 10 y el resto, el 95% restante son micros con no más de 10 trabajadores, pero en cantidades  son los que más empleados tienen y son quienes con la crisis, seguramente, desaparecerá. Los industriales han pedido al presidente los escuche y juntos diseñen un plan estratégico, pero no hay respuesta: Somos sus aliados, le dicen, no el enemigo.

México es una economía emergente permanentemente. Una economía débil que en manos de inexpertos se colapsa y si a eso le sumas una crisis mundial, simplemente no tiene futuro. Ya dieron muestra los dueños del dinero en la convención bancaria, a donde acudió el presidente a decirles que en nuestro país “hay condiciones inmejorables para crecer a pesar de las circunstancias”, mensaje que les pareció más gracioso que ocurrente al grado de que en tono festivo algunos aplaudieron.

 

Y es que el problema es que el Gobierno Mexicano no quiere aceptar el problema que viene y no tiene la capacidad de generar una respuesta proporcional a la crisis.

Sábado, Sep 30 2017

El 19 de Septiembre cimbra a los partidos políticos en México

     SEPTIEMBRE 23 DE 2017.- Después del terremoto en México, el sistema presenta fallas estructurales... Lo que se creía imposible sucediera, sucedió, pero fue necesario que hubiese más de 300 muertos y más de dos millones de personas damnificadas de los estados de Oaxaca, Tabasco, Puebla y Morelos e incluso de la capital del país, para que los partidos políticos y el mismo INE abrieran sus arcas para destinar su millonario caudal de recursos etiquetados para las campañas del 2018, sean reencausados a la ayuda y reconstrucción de los afectados del 19 de septiembre.

Página 1 de 4

Voz del Norte en Facebook

Comunidad Blog



Quién está en línea

Hay 54 invitados y ningún miembro en línea

Conéctese con Nosotros

Suscríbete a nuestro boletín

Eventos relevantes

Las Publicaciones, Audios, Fotos y Videos